Siniestro total: qué es, derechos y obligaciones como conductor

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Índice de Contenidos

En muchas ocasiones cuando una persona ha tenido un accidente de tráfico, la aseguradora contraria envía al perito al taller y emite el informe dando por siniestro total al vehículo diciendo que el valor de la reparación del coche es mayor al valor de mercado.

De esta manera, la aseguradora emite la correspondiente oferta motivada al perjudicado dando por siniestro total al vehículo, ofreciéndole como indemnización el valor de mercado del mismo. Ante esta situación el perjudicado se siente impotente, ya que, por el dinero que le ofrece la aseguradora no va a encontrar en el mercado otro vehículo con las mismas características.

¿Qué es siniestro total en seguros de coche?

Un automóvil es declarado como siniestro total cuando su reparación, después de un siniestro, es más alta que el valor en sí del propio coche, o bien es robado. Esto puede suceder por las siguientes causas:

  1. El coche es robado y no aparece.
  2. El coche es robado y luego aparece con daños demasiado grandes.
  3. El coche se incendia y es irrecuperable.
  4. El coche ha sufrido un siniestro y ha quedado irreparable.


Para el primer ejemplo no existe ningún tipo de interpretación, ya que el coche ha desaparecido por completo, es decir, lo han robado y no queda nada de él en manos de su dueño legítimo, por lo tanto, es siniestro total de pleno derecho.

El problema llega cuando roban el vehículo y luego aparece con daños, o se incendia o bien ha sufrido un accidente; estos daños pueden ser mayores o menores con respecto a la cuantía, es decir, en unas ocasiones pueden ser reparados y en otras no.

¿Qué debo hacer en caso de siniestro total?

Lo que el perjudicado no sabe, es que, en la mayoría de las veces aunque el valor de reparación sea superior al valor de mercado del vehículo el perjudicado tiene derecho a que se repare asumiendo la aseguradora el coste de la reparación.

La jurisprudencia ha establecido que procede indemnizar al perjudicado con el valor de mercado del vehículo cuando el valor de la reparación es antieconómica, es decir, que es muy superior al valor de mercado.

Por el contrario, procede la reparación del vehículo cuando la diferencia entre el valor de mercado y el valor de la reparación no es abismal, sentando el criterio que procede la reparación cuando ésta no sobrepasa el doble del valor de mercado del vehículo. Pongamos un ejemplo:

El vehículo se ha valorado en 3.000€ y la reparación cuesta 8.000€, en este caso procede indemnizar al propietario con el valor de mercado del vehículo más el valor de afección que se suele calcular en el 30% del valor de mercado, en este caso, le correspondería una indemnización de 3.900€.

El vehículo se ha valorado en 3.000€ y la reparación cuesta 4.500€, en este caso procede la reparación del vehículo, ya que, el valor de la reparación no sobrepasa el doble del valor de mercado, por lo que, la reparación no es antieconómica.

¿Qué hacer si declaran el coche siniestro total?

Pues muy posiblemente tus intereses se verán perjudicados: Te quedas sin vehículo y recibes una indemnización con la que, en la mayoría de los casos, no podrás comprar un vehículo similar. Por otra parte, también se perjudica a los talleres, ya que pierden la posibilidad de reparar el vehículo.

El Código Civil establece que cuando alguien sufre un daño, tiene derecho al total resarcimiento de ese daño. Por eso, si consideras que la indemnización por siniestro total no alcanza a resarcir los daños, no estás obligado a aceptarla salvo excepciones, pudiendo optar por reclamar a tu seguro el coste de la reparación. En cualquier caso, tal y como explicamos a continuación, la declaración de siniestro total no impide la reparación del vehículo.

¿Si me dan siniestro el coche me lo puedo quedar?

El coche siempre se puede reparar, ya que las reparaciones están dentro de los márgenes que las sentencias judiciales están marcando para la valoración de los coches. Otra cosa es que el contrario tenga la obligación de pagar cualquier precio, por lo cual existen unos márgenes variables sobre el valor de mercado. En términos generales, los jueces suelen aceptar la decisión de la reparación siempre que su coste no duplique el valor venal del vehículo.

Solo se puede considerar siniestro total:

  • cuando la diferencia entre el importe de la reparación y el valor del vehículo sea desorbitada,
  • cuando reparación afecte a la seguridad o integridad del vehículo,
  • en caso de incendio o cuando el vehículo es robado y no aparece nunca más, casos que hay que señalar al detallar las causas por las que se declara un siniestro total .

En la póliza se establece el importe de la indemnización máxima para cada uno de estos supuestos. Y cuando recibas tu indemnización, podrás utilizarla para pagar la reparación del coche. Eso sí, tendrás que volverlo a asegurar, pues la póliza que tenía quedará sin efecto.

Así, se puede arreglar un coche declarado siniestro total, siendo decisión del asegurado el hacerlo. Por todo esto desde Legis Nova Abogados queremos dejar claro que el porcentaje de los vehículos que realmente son Pérdida Total, es infinitamente más bajo de lo que las aseguradoras nos hacen pensar.

Por ello es importante informar correctamente a los propietarios de los vehículos de sus derechos y de las opciones que tienen para reparar sus vehículos. Y aquí es cuando entran en juego los talleres de confianza de los asegurados.

Divorcios y Separaciones

¡No dejes que sea una fuente de problemas!

Somos abogados expertos en divorcios y separaciones. Hemos hecho este eBook para ti, para que puedas afrontar este complejo.